sábado, 30 de julio de 2016

Te pienso


Te pienso


¡Qué diminuta es la vida!
¡Qué incomprensible!
¡Qué ajena!

¡Pensar
que amé tanto
con ojos de niña
asombrados!

Y hoy que mido
el tiempo
transcurrido,
y penetro
en este enorme
pensamiento
que es la vida,

me hastío
de este quebranto
y contemplo
con ojos viejos,
la inmensidad
de este misterio.

Y me pregunto
llorando quedo,
¿para qué vivo?

Y porque amarte
es mi más perseverante
secreto;

ausculto tu mirar
distante,
sereno;

y recostando
mi rostro reflexivo,
surcado de años,

te pienso

y resignadamente
entiendo
para que vivo. 


 INGRID ZETTERBERG

Dedicado a mi amado Señor Jesucristo



Todos los derechos reservados
S.C. Cta. Nº 1107040430657

De mi poemario "Ciento cincuenta poemas del alma"
 
 

7 comentarios:

  1. Gracias Ingrid por compartir estas inspiraciones que nacen desde lo más profundo de tu alma, Dios te bendiga mucho.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias hermana Blankita por estar presente entre mis versos y dejarme tu linda respuesta. Un abrazo y recibe muchas bendiciones de lo alto.

      Eliminar
  2. Gracias hermana Ingrid por compartir esta hermosa inspiración que hace reflexionar al corazón. Gracias al Señor Jesús por el regalo de la poesía que Él te ha dado. Recibe mi saludo fraternal en Su Santo Nombre.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias mil hermano Hugo por asomarte al rincón de mis versos y dejarme tan bella y sincera respuesta. Recibe mi saludo fraterno y que Dios te siga bendiciendo siempre.

      Eliminar
  3. Belleza total, amiga Ingrid. Es un lujo leerte siempre. Besos a tu lindo corazón.

    ResponderEliminar
  4. Belleza total, amiga Ingrid. Es un lujo leerte siempre. Besos a tu lindo corazón.

    ResponderEliminar
  5. Gracias querida amiga Marimar por visitar mis versos y apreciarlos. Un abrazo grande.

    ResponderEliminar

Amigos y familiares, sus comentarios son de mucho aliciente para mí. Les agradezco me dejen algunas palabras.