lunes, 11 de abril de 2016

Regalo de papá



REGALO DE PAPÁ


Muñeca atesorada en mis recuerdos...
la cuido como a mi vida;

obsequio de mi padre,
para mi otoño en puertas.

Llegó en el ocaso
de mis años,
cuando ya no la esperaba.

Hoy vuelve envuelta en nostalgias,
una tarde de verano.

Mi padre me esperaba en una esquina
con sus pasos vacilantes
y frágiles;
y en sus manos traía
su escogido regalo.

Una muñeca de porcelana
y la ternura de sus palabras.

Parecía que ya había anochecido
en mi vereda;
¡pero fui tan niña!
que se alborozó mi alma.
No pude ocultar mi alegría...
Papá no lo sospechaba,
pero esa muñeca
la esperé cincuenta años;
y llegó entre albricias
y lágrimas
junto a los abrazos de papá
que colgaban del árbol
del tiempo derramado.

Y los años cayeron del calendario...
y mi padre ya no está.
Pero esa muñeca entrañable
está allí...
guardada en un armario.

A veces la mimo
con mis ojos y mis manos
y en silencio me recuerda
que fue la única muñeca
que recibí de papá;
y entre suspiros se acerca
mi lejana orfandad.



 Todos los derechos reservados S.C. Cta. Nº 
1107040430657

INGRID ZETTERBERG
(De mi poemario "Fragancia espiritual")