sábado, 5 de marzo de 2016

Amada poesía


  
AMADA POESÍA


¿Quién eres tú poesía?
Oh, blanco sueño de Abril,
con hojas desmayadas
en los senderos.
Pálida luz que se inflama
en mi pecho;
dulce, inagotable
eres tú poesía.
Silencio que me llamas
hacia bosques de misterio;
manita extendida
que ruega
por un minuto de mi alma;
ave azul
que me rozas con tus alas;
todo eso y aún más
eres poesía amada.

Dulce cantar de gaviota
que se perdió en la playa.
Olas que se lamentan
con dolor de anochecer.
Vienes como silenciosa daga
y atraviesas
la cortina de mis lágrimas,
¡Poesía, poesía!
¡que te has clavado en mi alma!

¿Y qué más puedo decirte
en esta hora aciaga,
en que te abrazo y te me escapas?
¿Hacia qué bosques?
¿Hacia qué distancias?
Oh ven, poesía amada,
regresa tus pasos humildes
de ninfa extraviada
y regálame las flores celestes
que por la senda derramas.



(De mi poemario "Por los bosques
del silencio")

INGRID ZETTERBERG

Todos los derechos reservados
S.C. Cta. Nº 1107040430657





 


Granada




GRANADA



Alamedas sombreadas
por altos cipreses;
callejas angostas y empedradas
donde asoman los balcones en flor.

Fuentes ambarinas
entre faroles que son reliquias;
y mi alma
descubre poesía
en el danzante manantial.

Granada,
nocturnos cielos te nombran
entre versos que descienden
por tus piedras amadas;

quiero asomarme a tus vitrales,
bajo la majestad de tus arcos;
y los escudos cincelados
en tus blancas murallas.

Granada,
la de las voces que gimen
y cantan...
la de los versos dolidos
a través de los siglos...
la de las noches misteriosas
de la alhambra.






(De mi poemario "Fragancia espiritual")

INGRID ZETTERBERG

Todos los derechos reservados
S.C. Cta. Nº 1107040430657